Más de 290 familias de la invasión de Caracolí, en Ciudad Bolívar, aceptaron reubicación

Bogotá. La zona donde levantaron sus casas fuera declarara en alto riesgo. Se espera que en las próximas semanas más familias acepten estas ofertas.

Jueves, Octubre 25, 2018 – 15:46
Unas 294 familias del barrio Caracolí, de Ciudad Bolívar, dijeron sí a la reubicación, luego de que la zona donde levantaron sus casas fuera declarara en alto riesgo. Se espera que en las próximas semanas más familias acepten estas ofertas.

En este momento los beneficiarios de la reubicación adelantan la entrega de la documentación a la Caja de Vivienda Popular (CVP) y conocen de primera mano las ofertas de vivienda a las que pueden acceder para convertirse en posibles propietarios.

“Creemos en la Caja de la Vivienda Popular, por eso los escuchamos y les entregamos nuestros documentos para convertirnos en sus beneficiarios y habitar un mejor lugar”, dijo María Helena Pérez, otra de las residentes.

Doña Doris Robayo está muy feliz y entusiasmada con el proceso de recolección de documentos. pic.twitter.com/3gj9dnsEbu

De acuerdo con el director de Reasentamientos Humanos de la CVP Miller Castillo, la meta es que a finales de octubre los 644 hogares que ocupan la invasión manifiesten la intención de reubicarse y acepten las propuestas que el Distrito les está entregando.

La CVP dispuso los martes, miércoles y jueves, para que los interesados radiquen los documentos desde las 9:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. en el salón comunal del barrio Caracolí. Además, designó un grupo de funcionarios para que escuchen a la población y les brinden la asesoría necesaria, dado que en los sitios donde viven no cuentan con servicios públicos legales ni las condiciones de salubridad mínimas necesarias, además, allí persiste una amenaza por la inestabilidad del terreno.

“Quiero reubicarme. Busco mejores condiciones de vida y seguridad para mi hija de 14 años”, expresó Yeni Xiomara Rubiano, una de las habitantes de la zona, quien evita las fugas de agua en su casa y en los alrededores por temor a un posible deslizamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *