Que Venezuela y Colombia superen las actuales dificultades, pide Papa Francisco.

0
786

50

VATICANO, 06 Sep. 15 / 08:34 am (ACI).- La crisis fronteriza que se vive entre Venezuela y Colombia recibió este domingo la atención del Papa Francisco, quien después de presidir el rezo del Ángelus desde la ventana de su estudio en la Plaza de San Pedro, pidió que “se puedan superar las actuales dificultades”

“En estos días, los Obispos de Venezuela y Colombia se han reunido para examinar juntos la dolorosa situación que se ha creado en la frontera entre ambos Países. Veo en este encuentro un claro signo de esperanza”, dijo Francisco.

“Invito a todos, en particular a los amados pueblos venezolano y colombiano, a rezar para que, con un espíritu de solidaridad y fraternidad, se puedan superar las actuales dificultades”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó hace unos días el estado de excepción y cerró parte de la frontera con Colombia, lo que se ha convertido en un importante problema político.

La crisis surge en medio de un contexto electoral para ambos países. Venezuela celebrará elecciones parlamentarias el 6 de diciembre y Colombia, comicios regionales el 25 de octubre. El estado de excepción implica que nadie podrá realizar campaña electoral en los municipios afectados.

Pero también es fruto de la profunda crisis humanitaria que padece Venezuela. El abastecimiento de productos básicos de alimentación o de higiene no existe y los ciudadanos viven en un permanente estado de tensión e inseguridad. Además, los opositores al régimen son encarcelados por denunciar esta situación.

Desde hace unos días el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró el estado de excepción en la zona fronteriza con Colombia y ordenó la expulsión de los colombianos en territorio venezolano.

Estas deportaciones habrían llegado ya a Caracas mientras el gobierno de Colombia prepara una demanda contra el mandatario venezolano y su cúpula de gobierno ante la Corte Penal Internacional.

Hasta el momento son más de 1300 los deportados y en muchos casos las casas de estos ciudadanos colombianos que vivían en Venezuela han sido derrumbadas.

Ante esta grave situación, los obispos de ambos países solicitaron “de manera pública y explícita que los Presidentes de ambas naciones se encuentren para un diálogo que permita contraer compromisos concretos y a largo plazo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here