Colombianos recorren 820 kilómetros de reconciliación.

0
964

El camino de Santiago de Compostela acoge a un ex-guerrillero, un ex-paramilitar y una víctima del conflicto armado.

136

Hace un año varias instituciones como la Agencia Colombiana para la Reintegración, la Unidad de Víctimas y El Tiempo, Casa Editorial, entre otras; empezaron a preparar lo que sería “820 kilómetros de reconciliación” que empezó el día de hoy cuando Yenni Paola, Pablo y Juan Sofonías salieron de Saint Jean Pied de Port en Francia con entusiasmo para emprender el camino de la reconciliación.
Tres historias que hablan de Colombia

Cuando El Tiempo compartió su iniciativa con otras instituciones se empezó a trabajar arduamente para seleccionar a las personas idóneas que emprenderían el Camino de Santiago.

Al inicio fueron 40 las personas que se presentaron y a través de un escrito debían expresar porque consideraban valiosa su presencia en el camino. Después de una preselección, lo finalistas enviaron un video en el que compartían sus intenciones. Finalmente Yenni Paola de 27 años (ex – combatiente de las FARC), Pablo de 26 años (ex –miembro de las Autodefensa de Colombia) junto con Juan Sofonías de 54 años, víctima del conflicto fueron los seleccionados para compartir durante casi un mes las exigencias del camino.

Yenny Borda considera que toda su vida ha sido una peregrinación, cuando desde los 11 años fue reclutada por las FARC para después de dos años lograr escapar: “El camino me va a aportar. Me recordará esa época en la que hacía parte del grupo y caminaba y caminaba sin saber el rumbo, como a ciegas, pero creo que también me ayudará a sanar heridas. Ya no vamos a estar caminando con miedo de que nos maten, sino disfrutando nuestra libertad”, dijo a El Tiempo.

Pablo Ramos fue reclutado por los paramilitares cuando apenas tenía 13 años. “Antes del grupo, yo era muy buen estudiante. Cuando salí de ahí presté servicio militar y luego me puse a estudiar. Ya casi soy tecnólogo en gestión pública, quiero ser administrador y, más adelante, hacer una especialización.”

Juan Sofonías Ágreda durante varios años ha sido testigo del terror de la guerra. Su municipio fue un territorio bastante disputado por los grupos armados y hoy aporte con su alegría al grupo de caminantes.

Estos tres colombianos compartirán sus experiencias y unirán sus historias, esta vez no con escenas de guerra y de dolor sino de perdón y reconciliación.
Junto con ellos caminan tres periodistas de El Tiempo, y un psicólogo experto en reintegración, John Freddy González, que les ayudará emocionalmente en el viaje.

El camino de la reconciliación

Muchos de los peregrinos que se han aventurado a recorrer el camino de Santiago de Compostela comparten que se trata de “una carrera de fondo y no la termina el más fuerte sino el más sensato”.

Asimismo, hemos visto como el proceso de paz que se vive en Colombia exige lo mismo: sensatez no sólo en los gobernantes sino también por parte de la sociedad civil. La búsqueda de la paz que pasa por la reconciliación es un camino largo y doloroso pero necesario, no podría ser de otra manera.
Ese recorrido milenario ha sido categorizado en tres etapas: la del dolor, la de la reflexión y la del gozo y reconciliación. El primer reto que tienen los caminantes son los Pirineos donde experimentarán las dificultades y lo exigente del camino que asciende a 1265 metros.

Haciendo la analogía de las etapas del Camino con el proceso de Colombia

El Tiempo ha dado a conocer que lo que se busca es que en la primera el país conozca lo difícil que ha sido para ellos haber vivido el conflicto armado, las huellas que este les ha dejado y lo que ha representado también la reintegración a la sociedad, o, en el caso de la persona que ha sido víctima, lo que ha significado sobrevivir en medio de la guerra.

La reflexión, que los expertos en el camino señalan como la más compleja y de mayor silencio, servirá para que los tres planteen sus propuestas al país desde sus respectivas historias. Y la de reconciliación ayudará a ver si es posible o no que esta se dé, y qué tan fácil será. En esta peregrinación cualquier cosa puede pasar.
¡Buen camino!

Acompañemos a estos caminantes para que su experiencia de luces al porvenir de la historia que se sigue escribiendo, que el camino de la reconciliación que hoy han emprendido estos colombianos sea aliciente para que todo colombiano se aventure a caminar por el sendero del perdón.
Puedes seguir el recorrido de los caminantes desde el portal web de El Tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here