Hace un año varias instituciones como la Agencia Colombiana para la Reintegración, la Unidad de Víctimas y El Tiempo, Casa Editorial, entre otras; empezaron a preparar lo que sería “820 kilómetros de reconciliación” que empezó el día de hoy cuando Yenni Paola, Pablo y Juan Sofonías salieron de Saint Jean Pied de Port en Francia con entusiasmo para emprender el camino de la reconciliación. Tres historias que hablan de Colombia Cuando El Tiempo compartió su iniciativa con otras instituciones se empezó a trabajar arduamente para seleccionar a las personas idóneas que emprenderían el Camino de Santiago. Al inicio fueron 40 las personas que se presentaron y a través de un escrito debían expresar porque consideraban valiosa su presencia en el camino. Después de una preselección, lo finalistas enviaron un video en el que compartían sus intenciones. Finalmente Yenni Paola de 27 años (ex – combatiente de las FARC), Pablo de 26 años (ex –miembro de las Autodefensa de Colombia) junto con Juan Sofonías de 54 años, víctima del conflicto fueron los seleccionados para compartir durante casi un mes las exigencias del camino. Yenny Borda considera que toda su vida ha sido una peregrinación, cuando desde los 11 años fue reclutada por las FARC para después de dos años lograr escapar: “El camino me va a aportar. Me recordará esa época en la que hacía parte del grupo y caminaba y caminaba sin saber el rumbo, como a ciegas, pero creo que también me ayudará a sanar heridas. Ya no vamos a estar caminando con miedo de que nos maten, sino disfrutando nuestra libertad”, dijo a El Tiempo. Pablo Ramos fue reclutado por los paramilitares cuando apenas tenía 13 años. “Antes del grupo, yo era muy buen estudiante. Cuando salí de ahí presté servicio militar y luego me puse a estudiar. Ya casi soy tecnólogo en gestión pública, quiero ser administrador y, más adelante, hacer una especialización.” Juan Sofonías Ágreda durante varios años ha sido testigo del terror de la guerra. Su municipio fue un territorio bastante disputado por los grupos armados y hoy aporte con su alegría al grupo de caminantes. Estos tres colombianos compartirán sus experiencias y unirán sus historias, esta vez no con escenas de guerra y de dolor sino de perdón y reconciliación. Junto con ellos caminan tres periodistas de El Tiempo, y un psicólogo experto en reintegración, John Freddy González, que les ayudará emocionalmente en el viaje. El camino de la reconciliación Muchos de los peregrinos que se han aventurado a recorrer el camino de Santiago de Compostela comparten que se trata de “una carrera de fondo y no la termina el más fuerte sino el más sensato”. Asimismo, hemos visto como el proceso de paz que se vive en Colombia exige lo mismo: sensatez no sólo en los gobernantes sino también por parte de la sociedad civil. La búsqueda de la paz que pasa por la reconciliación es un camino largo y doloroso pero necesario, no podría ser de otra manera. Ese recorrido milenario ha sido categorizado en tres etapas: la del dolor, la de la reflexión y la del gozo y reconciliación. El primer reto que tienen los caminantes son los Pirineos donde experimentarán las dificultades y lo exigente del camino que asciende a 1265 metros. Haciendo la analogía de las etapas del Camino con el proceso de Colombia El Tiempo ha dado a conocer que lo que se busca es que en la primera el país conozca lo difícil que ha sido para ellos haber vivido el conflicto armado, las huellas que este les ha dejado y lo que ha representado también la reintegración a la sociedad, o, en el caso de la persona que ha sido víctima, lo que ha significado sobrevivir en medio de la guerra. La reflexión, que los expertos en el camino señalan como la más compleja y de mayor silencio, servirá para que los tres planteen sus propuestas al país desde sus respectivas historias. Y la de reconciliación ayudará a ver si es posible o no que esta se dé, y qué tan fácil será. En esta peregrinación cualquier cosa puede pasar. ¡Buen camino! Acompañemos a estos caminantes para que su experiencia de luces al porvenir de la historia que se sigue escribiendo, que el camino de la reconciliación que hoy han emprendido estos colombianos sea aliciente para que todo colombiano se aventure a caminar por el sendero del perdón. Puedes seguir el recorrido de los caminantes desde el portal web de El Tiempo.

0
732

Portavoz vaticano desmintió que haya una alarma seguridad. Por voluntad de Francisco, el papamóvil será abierto para saludar la gente.

137

El Vaticano ha confirmado que no existe alguna preocupación por la seguridad del Papa Francisco en su próximo viaje a Cuba y EEUU. “El Papa desea viajar con la máxima naturalidad y manifestar su cercanía personal a las personas de cada lugar”. Así el Jeep del Papa no tendrá algún blindaje particular y será abierto.

Durante una sesión de información a la prensa este martes 15 de septiembre en Roma, el padre Federico Lombardi, portavoz vaticano, ilustró nuevos detalles del viaje apostólico que realizará el Papa Francisco del 19 al 28 de septiembre a Cuba y Estados Unidos.

El papamóvil será preparado en cada lugar. La seguridad será intensa como es normal en New York (EEUU), debido a la presencia de varios jefes de Estado en la Asamblea de la ONU. Por ende, se desmintió que exista una alarma terrorismo o riesgo de un atentado contra el Santo Padre.

Entretanto, Lombardi desmintió definitivamente que en el programa del viaje del Pontífice a Cuba haya espacio para un encuentro con representantes del gobierno colombiano o de la guerrilla de las FARC, que se encuentran reunidos en La Habana alrededor de una mesa de negociación para alcanzar la paz, después de más de 50 años de guerra civil.

“El Papa hace el viaje para visitar Cuba, y en el programa no está previsto”, dijo Lombardi. Aclaró que, “el Papa podría decidirlo al último momento, pero eso lo decide él. Esto no lo sabemos”. El Vaticano mantiene la posición de que el viaje apostólico a la Isla del Caribe debe ser “conservado para mantener la prospectiva sobre ese país”.

Encuentro con Fidel Castro en La Habana

En cambio, Lombardi confirmó que el Papa encontrará al ex presidente cubano, Fidel Castro. Visita que es previsible que se realice durante su etapa en la capital. “Es verosímil que se realice”, dijo, además considerando que se ha hecho una “solicitud oficial” por parte del gobierno del presidente, Raúl Castro.

El evento tiene un precedente. El Papa Benedicto XVI encontró al líder de la revolución cubana en 2012 en la sede de la Nunciatura de La Habana. Cabe la posibilidad de que el encuentro se realice en otro lugar, considerando el estado de salud del hermano mayor de los Castro.

Por otro lado, el portavoz desmintió igualmente que el entonces arzobispo Bergoglio, haya estado antes en Cuba en 1998 como algunos medios han escrito. No ha estado técnicamente allí, Bergoglio ha hecho etapa, o mejor ha pasado de tránsito. “Solo ha estado en el aeropuerto antes de viajar a otro país”, aclaró, Lombardi.

Francisco será el tercer pontífice que vuela a Cuba, tras Juan Pablo II, que lo hizo en 1998, y Benedicto XVI, en 2012.

El Vaticano también desmintió la reunión del Papa con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la sede de las Naciones Unidos en New York. El portavoz explicó que se trata de una mala interpretación de la prensa de algunas declaraciones del nuncio apostólico en la ONU, Bernardito Auza, quien indicó que en el caso, el presidente ruso esté en la ciudad podría encontrarse con el Obispo de Roma.

El nuncio mons. Auza sugirió la posibilidad de que el Papa saludara al Presidente del Concilio de Seguridad de la ONU, que en el mes de septiembre toca a Rusia. De ahí, los medios de comunicación lanzaron la noticia del encuentro Francisco y Putin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here