Solo no vas a poder.

0
754

25

¿Te ha pasado en algún momento de tu vida que has querido salir de alguna situación en tus propias capacidades?, hablo de esos momentos en los que dejamos a un lado a Dios y creemos que nosotros solos podes afrontar esa situación.

Y es que no se necesita dejar de ser cristiano o dejar de asistir a tu Iglesia para decir que has dejado a Dios de un lado. Basta con la actitud que tomamos frente a las circunstancias que se nos presentan para denotar que hemos dejado a Dios a un lado.

Y es que a veces podemos tener muy buenas capacidades para afrontar los problemas de la vida. Pueda que tengas mucha inteligencia o creatividad para idearte alguna solución, pero aun así tengo que decirte que al final: Solo no vas a poder.

Quizá tú seas una persona fuerte en el sentido que te ha tocado salir adelante aparentemente “solo” en tu vida, crees que has vencido muchos obstáculos en la vida y que no hay nada que te podrá vencer.

Y es que tampoco voy a negar que en algunas ocasiones tu propia capacidad quizá sea suficiente para salir adelante en algunas situaciones de la vida, pero aun así, no debes olvidar que quien te doto de esa capacidad fue tu Creador, Dios mismo.

Pero también debes de saber que hay situaciones que por más que intentes salir adelante en tus propias capacidades, simplemente NO PODRÁS. Y no podrás, porque TODOS, absolutamente TODOS en la vida necesitamos la ayuda de Dios, y aunque muchas veces no lo queramos aceptar, tarde o temprano aquella necesidad espiritual que hay en nuestro ser, saldrá a la luz y es allí donde tendremos que buscar de Dios, quien está dispuesto a ayudarnos.

Quizá en los últimos días, semanas o meses has estado luchando con alguna área de tu vida, quizá has intentando una y otra vez, creyendo que eres lo suficientemente fuerte o capaz para salir adelante sin molestar a Dios. Quizá no te has detenido un momento para elevar una oración de ayuda a Dios, porque simplemente piensas que vas a poder solo, pero la realidad es que: NO HAS PODIDO.

Y es que es un poco frustrante luchar continuamente con algo a lo que no podemos vencer, es frustrante darte cuenta que esta vez no puedes, que tus capacidades por muy buenas que sean, no podrán superar ese obstáculo, es allí, en ese momento de reconocimiento, en donde debes de buscar la ayuda de Dios, no te creas autosuficiente, tu dependes de Dios, tu vida depende de Él y si hay alguien a quien le importas y quien te quiere ayudar siempre, ese es nuestro Dios.

Al pensar en todo esto, se me viene a mi mente un versículo en donde Dios nos habla directamente:

“Porque yo, el Señor tu Dios, te he tomado de la mano; yo te he dicho: ‘No tengas miedo, yo te ayudo.’ ”.

Isaías 41:13

Compartir
Artículo anteriorSediento.
Artículo siguienteASCENSO A QUIBA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here